Última actualización  de esta web el 18 de Febrero de 2020
  • Facebook
Málaga, España (Spain)
68.jpg

Avances en el glioma inoperable

Situación actual en el tratamiento

Ultimas noticias científicas

El glioblastoma multiforme es actualmente uno de los tumores cerebrales más investigados.


El tratamiento estándar actual es insuficiente y se esta realizando una investigación intensa no solo a nivel de conocimientos básicos para entender cuales son sus causas sino a nivel tecnológico para mejorar la extirpación quirúrgica.


En algunos grupos de investigación se apunta a ciertos virus implicados en la etiología.


Actualmente, no se puede resecar completamente el tumor, ya que las células madre y las células iniciadoras se esconden en zonas sanas del cerebro desde donde dirigen toda la comunicación intercelular para que crezca y proliferen las células cancerígenas.


 Se están haciendo verdaderos esfuerzos en entender estas vías de señalización, para encontrar terapias dirigidas que puedan interrumpirlas o frenarlas, sin encontrar hasta la fecha una vía preferente que controle el tumor. 


Sabemos que la propia regulación del tumor hace que se adapte a su entorno, el cual modifica continuamente para que le sirva de soporte y mantenimiento. De hecho, los propios astrocitos normales, una vez atrapados en estas vías regulatorias dominantes, trabajan para mantener y ayudar a proliferar y extenderse a través del cerebro normal. 


Una de los mecanismos que se han descubierto con más importancia es la capacidad inhibitoria de la inmunidad natural, induciendo un crecimiento tumoral continuo sin ser reconocido adecuadamente por el propio sistema inmune, que es el que destruye de manera específica las células cancerosas de cualquier tumor del organismo en condiciones normales frenando su desarrollo.


Otra de las características importantes es la capacidad de las células madre del glioma para autorregularse y adaptarse al ambiente de manera que los tratamientos convencionales dejan de ser efectivos al cabo de un tiempo. Esto lo consigue con la aparición de pequeños clones celulares con mutaciones genéticas específicas y cambiantes que sobreviven más y mejor a medida que se van cambiando las propiedades del entorno por los diversos tratamientos probados, de manera que las vías reguladoras del tumor no solo no son específicas, sino que se modulan o compensan para mantener la proliferación y la invasión tumorales.


En esta tarea de diseminación e invasión celular colaboran todos los tipos celulares que tiene el tejido cerebral que orquestadas por las señales intercelulares que generan las células madre acaban trabajando al unísono para favorecer el avance de las células malignas. Entre ellas incluyen pericitos, astrocitos, macrófagos, linfocitos etc.


Las técnicas actuales de imagen no pueden localizar a día de hoy estas células iniciadoras, auténticas responsables del mantenimiento y productoras de la señalización intercelular. Se dividen muy lentamente y están fuera de la zona donde la barrera hematoencefálica esta alterada. Esto hace que estén lejos de la zona que capta contraste. Esta situación hace que no puedan ser localizadas ni extirpadas con la tecnología quirúrgica que tenemos a nuestra disposición.


Sabemos que extirpar tejido más allá de la zona que capta contraste mejora escasamente la supervivencia, pero a costa de aumentar el riesgo de secuelas neurológicas por la mayor agresividad de la intervención y sin garantías de haber eliminado las células madre o iniciadoras.


A día de hoy la solución se basa en una estrategia combinatoria de tratamientos que actúen a múltiples niveles, incluyendo cirugía, múltiples vías específicas de señalización, células madre, células iniciadoras, sistema inmunitario, barrera hematoencefálica, células endoteliales, pericitos, etc.

Para poder ofrecer el mejor tratamiento actual individualizado para cada tipos de glioblastoma abordamos de manera integral y multiestratégica cada caso con las opciones más efectivas. Nuestra consultoría se dedica exclusivamente al conocimiento y aplicación de los avances más efectivos a día de hoy para mejorar la supervivencia.