¿Cómo muere una persona con glioblastoma?

Actualizado: ene 3


Las personas con glioblastoma tienen ciertas peculiaridades en su etapa final que vale la pena aclararlas.


Una de las peculiaridades es que a diferencia de otros cánceres el dolor, como por ejemplo el dolor de cabeza, no es lo más habitual. Cuando aparece suele ser leve o se controla con medicamentos habituales. No siempre se recurre a la morfina o derivados (como petidina, parches, durogesic, fentanilo...), al menos por lo que se refiere al dolor de cabeza o cefalea, y tampoco es lo más aconsejado, ya que aumenta las nauseas, vómitos y el dolor de cabeza, pues es vasodilatador y aumenta la presión intracraneal, lo que puede empeorar los síntomas y el disconfort.


Esta situación cambia, por ejemplo si ya se ha inducido una sedación, ya que en estos casos se suele añadir una dosis baja de mórfico como parte de la medicación para la sedación ya que aquí sí que tiene ciertos beneficios (mejoran la respiración y la taquipnea). En este caso se suele administrar la medicación por vía endovenosa y por sonda nasogástrica de manera combinada.


Actualmente, uno de los medicamentos que pueden usarse en esta fase son los cannabinoides, pues reducen las crisis convulsivas, el dolor, las náuseas y la ansiedad. En nuestra página sobre cannabinoides para el glioblastoma encontrará mucha información. Hoy en día se está estudiando su uso para el tratamiento, que no está todavía claro, pero es prometedor. Sin embargo, para la fase terminal, la experiencia de muchos usuarios refleja que es beneficioso para mejorar el confort. Uno de los problemas actuales, es el tipo de administración, ya que en esta fase, no se recomienda la inhalación. Una alternativa buena pero cara es el Sativex en pulverizaciones bucales.


Hay que resaltar es que en esta fase la consciencia es baja o incluso el paciente está en coma ya desde hace varias semanas, por lo que el enfermo no tiene ninguna percepción de sí mismo. Esto es particularmente frecuente en el glioblastoma y ya desde meses atrás se va produciendo esa desconexión con el medio que otros cánceres no presentan. Por eso comentamos al principio, que el dolor no suele ser lo más preocupante. Normalmente esta desconexión es progresiva y el paciente ya lleva meses previamente que comienza con un enlentecimiento cognitivo, pérdida de memoria, desorientación, etc., que van aumentando. Quería añadir, que es progresivo y aunque puede haber momentos en que el paciente está despierto, es algo que va a más con el tiempo y hay fluctuaciones. Es decir hay días que el paciente parece estar más ¨despierto o despejado¨ y para nada tiene que ver con una mejoría o efecto de la medicación, sino más bien con cambios en el funcionamiento neuronal que no se sabe a que se deben (probablemente relacionados con iones).


Otra cosa que recomiendo es mantener un protector gástrico hasta el final, como por ejemplo el omeprazol o similar. Debido a la situación y los medicamentos usados en esta enfermedad como los corticoides, el tracto gastrointestinal suele estar muy afectado y con tendencia a erosiones o úlceras. Esto genera mucho discomfort y el paciente en ocasiones está inquieto y no sabemos porqué, siendo esta causa muy frecuente. Esto ayudará a que el paciente no tenga dolor de estómago. Se administra por vía endovenosa o sonda nasogástrica acompañado de un poco de agua.


Algo relacionado con los corticoides es el cuidado de la piel, ya que suele estar muy frágil y recomiendo el uso de cremas hidratantes en general y cremas antifúngicas para los pliegues cutáneos como las ingles o similares ya que con toda seguridad aparecen infecciones fúngicas en estas zonas. Producen con frecuencia prurito e incomodidad que se pueden prevenir fácilmente.


Otra cosa que preocupa mucho a los familiares son las convulsiones. En esta fase, aparecen solo en una cuarta parte de los enfermos y suelen controlarse muy bien con la medicación. Cuando aparecen, lo hacen antes de llegar a esta etapa final, siendo raro que sea un síntoma de última hora. Si que es verdad, que en el caso que aparezcan en esta situación y sean convulsiones generalizadas, pueden ser el desencadenante final por la gran energía que se gasta al producirse. En nuestra página de síntomas describimos lo que ocurre en todas las fases de esta enfermedad. Normalmente se usa por ejemplo levetiracetam (Keppra), ác. valproico (Depakine) endovenoso para controlarlas, por eso es importante mantener una vía endovenosa en buen estado hasta el final. Las convulsiones en esta fase es mejor tratarlas porque aumenta el disconfort del paciente y de los familiares. En nuestra página de epilepsia se detallan más cosas.


El resto de síntomas y cuidados necesarios suelen ser similares a otros cánceres.

Si que me gustaría aconsejar, que es importante el estado postural de la persona. A parte de los cambios posturales habituales, es muy recomendable elevar la cabecera de la cama y mantener la cabeza alineada con el cuerpo, ya que tiende a quedarse hacia atrás y esto, en este tumor, hace que aumente el edema cerebral, disminuye la presión en la cabeza y da un mayor confort al paciente. Además, puede disminuir las náuseas y la dificultad respiratoria.


Estas peculiaridades, pueden ser mejor para el paciente, ya que el nivel de consciencia es bajo o nulo y no percibe el entorno ni su propio estado o posibles síntomas al final de todo este proceso.


En nuestra página de fase terminal puede encontrar mucha información relacionada.

3,127 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Los últimos 10 días de vida

Se describen los síntomas y el tratamiento recibido en pacientes con glioblastoma durante los 10 días antes de morir.

Página actualizada el 14 de Enero de 2021

Málaga, España (Spain)

  • Facebook
  • Instagram