Efectos de la metadona en el glioblastoma ​

Controversias y recomendaciones.


¨Debido a que la metadona reduce la viabilidad celular del glioblastoma sólo cuando se utilizan concentraciones tóxicas para los pacientes y como no mejora el efecto de la TMZ ni la radioterapia, no se puede dar una recomendación para el uso de metadona en el tratamiento con glioblastoma.¨ Oppermann, Henry, et al. "D, L-Methadone does not improve radio-and chemotherapy in glioblastoma in vitro." Cancer chemotherapy and pharmacology 83.6 (2019): 1017-1024.

Recientemente, el uso de metadona en pacientes con cáncer ha aumentado debido a estudios in vitro que indican que la metadona es capaz de inducir la muerte celular. Sin embargo, hasta ahora no hay estudios clínicos relevantes que indiquen que el uso de metadona puede prolongar la supervivencia en pacientes con cáncer. Basado en evidencia de baja calidad, la metadona es un medicamento que tiene beneficios analgésicos similares a la morfina y tiene un papel en el manejo del dolor de cáncer en adultos. 


Otros opioides como la morfina, la hidromorfona y el fentanilo son más fáciles de manejar, pero pueden ser más caros que la metadona. La metadona es un opioide que solo está aprobado para la terapia de reemplazo en Austria. La metadona se puede utilizar como un agente de segunda o tercera línea para el dolor grave relacionado con el cáncer, pero su uso debe limitarse a los expertos. 


La metadona no está aprobada ni recomendada como tratamiento contra el cáncer en Austria o Alemania. La Asociación Austriaca de Hemato-oncología, la Asociación Austriaca para el Manejo del Dolor y la Asociación Austriaca de Cuidados Paliativos no recomiendan el uso de metadona como tratamiento contra el cáncer. Así, desde un punto de vista médico y ético, el uso de la metadona como terapia antitumoral debe ser rechazado, sobre la base de las opiniones de varios especialistas austriacos y alemanes. El uso incondicional de metadona por parte de analgésicos no experimentados es peligroso y también debe ser rechazado. 


Desde el punto de vista clínico, la metadona y otros opioides podrían, de hecho, prolongar la supervivencia, pero tales efectos probablemente se originen en sus propiedades analgésicas y neuropsicotrópicas y, por lo tanto, en mejoras de la calidad de vida. Los obstáculos para la administración de metadona son el conocimiento incompleto sobre su disposición sistémica, farmacocinética altamente variable. 


Sin embargo, puede ser utilizado por médicos experimentados como un potente analgésico cuando los opioides alternativos son obsoletos (alergia), ineficientes (condiciones de dolor refractario) o inadecuados (dolor neuropático).

Bibliografía

Oppermann, Henry, et al. "D, L-Methadone does not improve radio-and chemotherapy in glioblastoma in vitro." Cancer chemotherapy and pharmacology 83.6 (2019): 1017-1024.

Onken, Julia, et al. "Safety and tolerance of d, l-methadone in combination with chemotherapy in patients with glioma." Anticancer research 37.3 (2017): 1227-1235.

Kreye, Gudrun, et al. "Methadone as anticancer treatment: hype, hope, or hazard?." Wiener Medizinische Wochenschrift 168.7-8 (2018): 159-167.

Brüggen, Marie‐Charlotte, et al. "Methadone—Not a magic bullet in melanoma therapy." Experimental dermatology 27.6 (2018): 694-696.

31 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Página actualizada el 28 de Octubre de 2020

Málaga, España (Spain)

  • Facebook
  • Instagram