Terapia intersticial para el glioblastoma

Una combinación de fármacos intersticiales sinérgicos para la terapia del glioblastoma in vivo muestran un avance importante y un modelo a seguir.


El glioblastoma es una forma altamente agresiva y heterogénea de cáncer cerebral. La heterogeneidad genotípica y fenotípica impulsa la resistencia a los medicamentos y la recurrencia tumoral.


La quimioterapia combinada podría superar la resistencia a los medicamentos. Sin embargo, la ubicación detrás de la barrera hematoencefálica limita severamente las opciones de quimioterapia.


La terapia intersticial mediante la administración local de quimioterapia al sitio del tumor, a través de implantes de polímero biodegradables puede superar la barrera hematoencefálica y aumentar el rango de medicamentos disponibles para la terapia.


Los candidatos a fármacos ideales para la terapia intersticial son aquellos que han demostrado eficacia previamente y funcionan en combinación con la terapia estándar de atención y los nuevos objetivos de la medicina de precisión.


Se ha investigado la combinación de paclitaxel en terapia intersticial junto a everolimus, un inhibidor mTOR que modula la señalización aberrante presente en >80% de los pacientes con GBM.


Probado contra un panel de líneas celulares in vitro, se descubrió que el paclitaxel es eficaz a concentraciones nanomolares, complementa la terapia con temozolomida y se sinergiza fuertemente con everolimus. El fuerte sinergismo observado con paclitaxel y everolimus fue explorado in vivo. El paclitaxel y el everolimus se formularon por separado en armazones fibrosos compuestos de dextrano acetalado, un polímero biodegradable con tasas de degradación ajustables, para su implantación en el cerebro.


Las tasas de degradación de dextrano acetaladas se adaptaron para lograr una cinética de liberación correspondiente (~ 3% por día) de paclitaxel y everolimus para mantener una relación de combinación fija de los dos fármacos.


La terapia intersticial combinada de paclitaxel y everolimus redujo significativamente el crecimiento de GBM y mejoró la supervivencia libre de progresión en dos modelos ortotópicos clínicamente relevantes de resección y recurrencia de GBM. Este estudio, ilustra las ventajas de la terapia intersticial sincronizada de paclitaxel y everolimus para el control posquirúrgico del tumor de GBM.


Bibliografía


Graham-Gurysh EG, Murthy AB, Moore KM, Hingtgen SD, Bachelder EM, Ainslie KM. Synergistic drug combinations for a precision medicine approach to interstitial glioblastoma therapy. J Control Release. 2020 Apr 23.

35 vistas

Página revisada el 19 de Mayo del 2020

Málaga, España (Spain)

  • Facebook
  • Instagram