Oligodendroglioma con mutación IDH y codeleción 1p/19q

Es un glioma de infiltración difusa, de crecimiento lento, con mutación IDH y codeleción 1p/19q.

 

Incidencia y edad.

La incidencia anual de tumores oligodendrogliales, IDH y con codeleción 1p/19q (incluidas las formas anaplásicas), es de 0,4 casos por 100.000 habitantes. Alrededor del 5-10% de todos los gliomas son tumores oligodendrogliales. La incidencia alcanza un máximo entre los 34 y 44 años de edad. Estos tumores son raros en niños.

 

Microscopia y localización.

La mayoría de los tumores surgen en los hemisferios cerebrales, sobre todo el lóbulo frontal. La masa tumoral se localiza típicamente en la sustancia blanca, pero la extensión a la corteza cerebral es frecuente. En raras ocasiones, los oligodendrogliomas se desarrollan en el cerebelo, el tallo cerebral o la médula espinal. Macroscópicamente, los tumores aparecen como tumores blandos de color rosa grisáceo. Las calcificaciones se encuentran con frecuencia. Pueden tener áreas de degeneración mucoide, cambios quísticos y hemorragias intratumorales.

 

Histopatología.

Los oligodendrogliomas IDH y con codeleción 1p/19q son gliomas moderadamente celulares, que infiltran difusamente y son de grado II de la OMS. Se componen de células isomórficas con núcleos redondos e hipercromáticos. Después de la fijación con formalina y la incrustación en parafina, las células tumorales oligodendrogliales sufren hinchazón apareciendo como células claras con núcleos esféricos centrales y bordes celulares bien definidos, la llamada apariencia de panal. Este artefacto útil para diagnóstico, está ausente en preparaciones de frotis y secciones congeladas, lo que dificulta un diagnóstico intraoperatorio definitivo. Los oligodendrogliomas pueden contener pequeñas células gemistocíticas que son GFAP-positivas. Un componente astrocítico puede estar presente y es compatible con el diagnóstico cuando el análisis molecular muestra la mutación de la IDH y la coleción 1p/19q. Las microcalcificaciones en el tejido tumoral y/o el cerebro circundante son comunes. Otras características degenerativas incluyen la deposición de mucina extracelular y la formación de microquistes. Muestra un patrón típico de vascularización que consiste en una densa red de capilares ramificados que se asemeja a las alambradas de pollo. La infiltración de la corteza es frecuente, con células tumorales formando estructuras secundarias, como satellitosis perineuronal, agregaciones perivasculares y acumulos subpiales.

 

Inmunohistoquímica.

Los oligodendrogliomas son positivos para S-100, MAP2 y Olig2. Pueden estar presentes pequeños gemistocitos con GFAP positivos y oligodendrocitos gliofibrilares. La positividad IDH1-R132H se observa en la mayoría de los tumores, y la expresión de ATRX nuclear generalmente se conserva, mientras que la tinción nuclear p53 está ausente o escasa. El índice MIB1 es bajo (<5%).

 

Diagnóstico diferencial.

Se debe hacer un diagnóstico diferencial con lesiones reactivas ricas en macrófagos (enfermedades desmielinizantes o infartos cerebrales) así como otros tipos de tumores que pueden presentarse con células claras, como ependimoma de células claras, neurocitoma, tumores neuroepiteliales disembrioplásicos (DNT), meningioma de células claras y el carcinoma metastásico de células claras, que se logra mediante la demostración de la mutación de la IDH y la coleción 1p/19q.

 

Patología molecular.

La combinación de la mutación IDH y la coleción 1p/19q define estos tumores. La codeleción característica 1p y 19q se debe a una translocación desequilibrada t (1;19) (q10; p10). La pérdida del cromosoma 4 son la segunda aberración cromosómica más común. La mayoría de los tumores además conllevan mutaciones promotoras de TERT, mientras que las mutaciones ATRX y TP53 suelen estar ausentes. Las mutaciones (CIC) en 19q también son comunes, mientras que las mutaciones en el gen de la proteína 1 (FUBP1) en 1p se limitan a aproximadamente un tercio de los tumores. Los oligodendrogliomas IDH y 1p/19q muestran g-CIMP y metilación del promotor MGMT.

 

Al ser un glioma de grado II, el pronóstico es bueno y la resección quirúrgica es fundamental. Si la extirpación es completa, únicamente se recomienda el seguimiento.

 

Si la resección es incompleta, el tratamiento se puede acompañar de quimioterapia y radioterapia.

 

Bibliografía recomendada

 

 

WHO II and III Gliomas

SL Hervey-Jumper, MJ van de Bent, MP Mehta… - Oncology of CNS …, 2019 – Springer

 

Eighty percent survival rate at 15 years for 1p/19q co-deleted oligodendroglioma treated with upfront chemotherapy irrespective of tumor grade

Y Iwadate, T Matsutani, A Hara, S Hirono… - Journal of neuro …, 2019 - Springer

 

Updates on 2016 CNS tumor classification-Where do we stand?

M Kolakshyapati, T Shrestha, AM Singh… - Grande Medical …, 2019 - nepjol.info

 

Integrated diagnostics of diffuse astrocytic and oligodendroglial tumors

B Malzkorn, G Reifenberger - Der Pathologe, 2019 - Springer

 

cIMPACT‐NOW: A practical summary of diagnostic points from Round 1 updates

DN Louis, DW Ellison, DJ Brat, K Aldape… - Brain …, 2019 - Wiley Online Library

 

Predictive Biomarkers and Targeted Therapies in Adult Brain Cancers

JM Bonnin - Predictive Biomarkers in Oncology, 2019 - Springer

 

The Classification of Adult Gliomas

KSJ Allinson - Management of Adult Glioma in Nursing Practice, 2019 - Springer

1/Mayo/2019