Recomendaciones iniciales

Primero, la resonancia magnética (RM)

Los pacientes con glioma de alto grado presentan signos y síntomas neurológicos que varían en función de la ubicación del tumor en el cerebro. La resonancia magnética (RM) del cerebro proporciona evidencia confirmatoria de una lesión, pero en última instancia se requiere un diagnóstico de tejido para distinguir los gliomas de alto grado de otros tumores cerebrales primarios y metastásicos.

Segundo, valorar la tomografia computerizada de todo el cuepo (body-TC)

La resonancia magnética del cerebro con contraste suele ser el único estudio que se requiere preoperatoriamente. Los pacientes con una contraindicación a la resonancia magnética cerebral deben someterse a una tomografía computarizada del cerebro (TC) con contraste. No es necesario detectar la neoplasia maligna fuera del cerebro cuando la sospecha clínica y radiográfica del glioma de alto grado es alta. Sin embargo, esto no siempre es seguro y a veces se recomienda una TC de todo el cuerpo, por si son metástasis cerebrales.

Tercero, cirugía o biopsia

Se requiere un diagnóstico histológico para un tratamiento óptimo de los pacientes con tumores cerebrales. Esto se puede lograr ya sea en el momento de la resección quirúrgica o mediante una biopsia más limitada. La biopsia solo se utiliza en situaciones donde la lesión no es susceptible a la resección, una cantidad significativa de tejido tumoral no puede eliminarse, o la condición clínica general del paciente no permitirá la cirugía.

 Cuarto, lo ideal es la extirpación completa del tumor

Para los pacientes con un glioma de alto grado recién diagnosticado, se recomienda la resección quirúrgica máxima con la preservación de la función neurológica en lugar de la biopsia (grado 1B). Aunque se prefiere la resección total siempre que sea posible, la resección subtotal o la biopsia por sí solas pueden ser necesarias dependiendo de la ubicación y la extensión del tumor.

Quinto, tener encuenta estos factores pronósticos para el futuro

Los factores más importantes que afectan el resultado y la supervivencia en el glioma de alto grado son la edad, el estado general, el tipo y grado del tumor histológico, y factores moleculares cada vez mejor caracterizados, incluyendo la metilación del promotor de la O6-metilguanina-ADN metiltransferasa (MGMT), codeleción 1P/19q (principalmente en tumores oligodendrogliales), y mutaciones en la Isocitrato deshidrogenasa tipo 1 (IDH1) o tipo 2 (IDH2).

4/Sep/2019