Última actualización  de glioblastoma el 29 de Marzo de 2020

Málaga, España (Spain)

Dr. Marcos Escosa

Neurocirujano Málaga online

Licenciado y Doctor en medicina por la Universidad Autónoma de Madrid. Neurocirujano en Málaga. Ejerce la neurocirugía desde el año 2004. Ha sido jefe de Servicio del Hospital Joan XXIII y consultor en el Hospital King Faisal Specialist and Research Center, uno de los mejores hospitales del mundo, donde ejerció su actividad como especialista e investigador de tumores cerebrales y neurociencias. Actualmente es director de Glioblastoma, una consultoría de neurocirugía internacional de la máxima calidad.

 

Neurocirujano Málaga con Nº: 294304987.

 

Tesis Doctoral: Universidad Autónoma de Madrid (UAM)

Publicaciones principales: GoogleScholar

Investigación actual: Tratamiento para células madre del glioblastoma

Linkedin.com/in/marcosescosabage

Neurocirugía en Málaga

Tratamos la patología neuroquirúrgica al más alto nivel y con la máxima calidad. Primera consulta online gratis. Ofrecemos la consulta online 24 horas al día. Primera consulta online gratis.

 

El conocimiento de la historia de la neurocirugía es fundamental para poder avanzar en este mundo tan complejo. España forma parte de la historia de la neurocirugía, en sus avances y en su moderna concepción de la medicina online. El neurocirujano en Málaga siempre ha sido un referente de la especialidad no solo en la comunidad autónoma sino en toda España.

Todo empezó con Heródoto de Halicarnaso (484-425 AC), que estudió las diferencias en la forma de los cráneos de egipcios y los persas. En Lo que se conoce como la España actual, la neurocirugía es una de las especialidades más antiguas que se conoce, ya que la primera intervención quirúrgica fue la trepanación craneal, intervención que se practicaban con relativa frecuencia en la Europa del Neolítico.

Durante el siglo XVIII hubo un cambio notable en el enfoque de la cirugía del cerebro. Los cirujanos se convirtieron mucho más agresivos en su manejo de lesiones en la cabeza y los síntomas clínicos asociados con lesiones cerebrales fueron mejor reconocidos. Desafortunadamente, en muchos casos los resultados seguían siendo pobres debido a la infección y la falta de comprensión sobre cómo controlar esta morbilidad. Como la anestesia no estaba bien desarrollada, los mejores cirujanos fueron los "más rápidos" y más hábiles con sus manos. Más tarde, utilizando los conceptos bacterianos desarrollados por Louis Pasteur, Joseph Lister introdujo la antisepsia en el quirófano. Por primera vez un cirujano, utilizando una técnica aséptica y un quirófano limpio, podía operar el cerebro con una probabilidad razonablemente pequeña de infección.

M. Gazi Yasargil fue un neurocirujano importante por su desarrollo de nuevas técnicas y herramientas, su incesante trabajo y su enseñanza. Influenciado por Hugo Krayenbuhl y R.M. Peardon Donaghy, su influencia permitió avanzar la práctica de la neurocirugía no sólo en pacientes con trastornos cerebrovasculares, sino también en aquellos con tumores cerebrales. Su influencia en España fue fundamental.

Penfield, Ojemann, Berger, Duffau y otros neurocirujanos construyeron y justificaron el concepto de una neurooncología funcional: equilibrar (y optimizar) la función neuronal mientras se minimiza la patología oncológica de la enfermedad sigue siendo el objetivo a medida que los médicos aprenden más sobre el cerebro y desarrollan nuevas tecnologías. En España permitió un avance con los mejores neurocirujanos en patologías como la epilepsia y la neurocirugía funcional.

En 1908, los neurocirujanos Victor Horsley y Robert Clarke desarrollaron el método estereotáctico para su uso en la experimentación animal. Lars Leksell, Ernest Spiegel y Henry Wycis desarrollaron tecnologías para realizar biopsias cerebrales estereotácticas en humanos. Los neurocirujanos en España pudieron iniciar el tratamiento del Parkinson gracias a ellos. La biopsia de tumores en regiones vitales y profundamente arraigadas donde la resección quirúrgica se impuso debido a la seguridad ahora es posible a través de una variedad de tecnologías estereotácticas.

En 1929, Alexander Fleming (1881–1955) publicó un informe sobre la primera observación de una sustancia que parecía bloquear el crecimiento de una bacteria. Esta sustancia, identificada como penicilina, anunciaba una nueva era de medicina y cirugía y en el futuro, la neurocirugía online. Con la Segunda Guerra Mundial, los antibióticos se perfeccionaron en el tratamiento de la infección bacteriana, reduciendo aún más el riesgo de infección durante las craneotomías. El neurocirujano en Málaga no surgió hasta después de la guerra civil española.

Cushing obtuvo la cátedra de cirugía de Harvard en 1912, su trabajo en Johns Hopkins lo había destacado como el neurocirujano más joven en los Estados Unidos. Cushing introdujo la técnica quirúrgica de Halsted y las observaciones científicas de Osler. Sus contribuciones clínicas son legendarias: el uso de rayos X en la práctica quirúrgica, solución salina fisiológica para irrigación durante la cirugía, comprensión de la función de la hipófisis, fundamento de la especialidad clínica de endocrinología, el registro de anestesia, el uso de la medición de la presión arterial en la práctica quirúrgica y las consecuencias fisiológicas del aumento de la presión intracraneal.

Los neurocirujanos fueron los primeros en aplicar la radioterapia en el tratamiento de los gliomas. Hirsch y Gramegna utilizaron braquiterapia ya en 1912 para tratar a pacientes con acromegalia. En América del Norte, Charles Harrison Frazier implantó radio a una pequeña serie de pacientes sometidos a craneotomías para tumores; varios de estos pacientes tenían gliomas. En la década de 1930, con algunos avances en la dosificación con braquiterapia, Cushing depositó radio en las cavidades de resección de gliomas. Cushing obtuvo la cátedra de cirugía de Harvard en 1912, su trabajo en Johns Hopkins lo había destacado como el neurocirujano más joven en los Estados Unidos.

Dandy Walter completó su gran trabajo sobre la producción de líquido cefalorraquídeo, considerado por muchos como la mejor investigación quirúrgica jamás realizada. Mientras todavía era un principiante, ideó la neumoencefalografía, que fue la base de las imágenes neurológicas durante casi 50 años. Dandy pasó a ser el cirujano más famoso de su generación y el mejor técnico que el campo haya conocido. Tuvo una gran influencia en la neurocirugía española posteriormente. Sus innovaciones introdujeron la cirugía para la enfermedad de los discos vertebrales, la cirugía para los aneurismas y las malformaciones arteriovenosas, así como la cirugía para la enfermedad funcional. El alcance moderno de la neurocirugía en España fue abarcado por Dandy.

En España, los orígenes de la neurocirugía moderna se inician después de la guerra civil y pronto comienza como especialidad independiente. En esta etapa inicial tan dura son dignos de mencionar Eduardo Tolosa y Adolfo Ley en Barcelona. Sixto Obrador, Emilio Ley, en Madrid; Juan José Barcia Goyanes en Valencia; José María Izquierdo Rubín en Oviedo y Aldama en Santander. Ricardo González Carrascosa o Manuel López-Escobar Fernández, fueron los neurocirujanos en Málaga y Cádiz respectivamente.

Los inicios de la especialidad neuroquirúrgica se rememoran a la primera mitad del siglo XX, en el Hospital Central de Sevilla (antiguo Hospital de las Cinco Llagas).  Este hospital sevillano, desde finales del s. XIX, era el hospital más importante después de realizar toda la reestructuración asistencial sanitaria que se basaba en centros de beneficencia poco organizados. Muchos pacientes de Málaga viajaban hasta allí para poder ser atendidos. Todas las operaciones se hacían allí, siendo desde entonces referencia nacional.

En las décadas de 1950 y 1960, el descubrimiento del tratamiento con radiación y la quimioterapia como terapia adyuvante para los tumores cerebrales malignos, que no se pudieron extirpar por completo, proporcionó un impulso adicional para reducir la mortalidad y la morbilidad. Los antibióticos y corticoides de amplio espectro en el tratamiento de infecciones del sistema nervioso central han tenido un impacto significativo en la reducción de la naturaleza fulminante de las infecciones del sistema nervioso central y la incidencia de abscesos cerebrales. Los neurocirujanos en Málaga se estaban formando en esos momentos. En los últimos 20 años del siglo XX, los procedimientos endovasculares han sido un buen complemento para el tratamiento de malformaciones arteriovenosas, y una modalidad primaria para el tratamiento de aneurismas.

La llegada a Málaga de la tomografía computarizada a principios de la década de 1970 ayudó a delinear mejor las lesiones cerebrales e hizo de la especialidad mejor neurocirujano de España. La invención de los procedimientos de derivación del líquido cefalorraquídeo para la hidrocefalia fue un avance significativo en el manejo de la presión intracraneal elevada. En España y en concreto en Málaga, la introducción de la resonancia magnética (MRI) en la década de 1990 también ayudó a los mejores neurocirujanos y la invención del microscopio quirúrgico de gran aumento proporcionó un gran avance en la resección quirúrgica de los tumores cerebrales.

El mejor neurocirujano de España en tumores cerebrales, actualmente, para el llamado 'neurocirujano del siglo XXI', debería de integrar la tecnología de la información y la neurocirugía online, junto con los avances en biología molecular y genética. La neurocirugía se está convirtiendo en mínimamente invasiva para que los tratamientos moleculares y genéticos solucionen eficazmente las principales enfermedades. La neurología clínica tiene su propia importancia en la toma de decisiones para la cirugía, sin embargo, la tecnología ayuda a refinar las técnicas, lograr precisión y perfección. Los neurocirujanos tienen que trabajar en conjunto con otras especialidades, incluidos neurólogos, psiquiatras, neurorradiólogos y científicos básicos. Por ejemplo, la cirugía de epilepsia implica una estrecha colaboración entre neurocirujanos de Málaga, epileptólogos, neuropsicólogos y psiquiatras. Como tal, el neurocirujano tendrá que tener un conocimiento profundo de la neurociencia moderna para la mayoría de las enfermedades neuroquirúrgicas que se han vuelto multimodales.

En este sentido, el mejor neurocirujano en Málaga debe ser un médico especial. Recientemente, la Federación Mundial de Sociedades de Neurocirugía, coincidiendo y celebrando juntos el 100 aniversario de la creación de la especialidad de neurocirugía, ha ha reunido a grandes expertos para hablar del futuro de la especialidad en España y en especial de los avances tecnológicos.

 

En Málaga, se incorporará una resonancia magnética intraoperatoria híbrida que se situará a la vanguardia de los hospitales de España, ya que será uno de los primeros en disponer de esta técnica de imagen. 

 

La consulta médica online es una de las nuevas ventajas que ofrece hoy en día a los mejores neurocirujanos en España. El neurocirujano online y la consulta online permite tener un contacto directo con el neurocirujano y así atender a cualquier paciente de cualquier parte del mundo. 

Una de las cosas que aporta gran valor a la neurocirugía online en Málaga, es el haber sido promotor de un proyecto para formar neurocirujanos de países en vías de desarrollo, siendo en este aspecto el Hospital Regional, uno de los pocos dentro de los países de la Unión Europea que han participado en proyectos de este tipo.

Durante la reunión en España, se han comentado los recientes avances que se están realizando en el campo de la robótica y cómo ésta puede mejorar muchas técnicas neuroquirúrgicas debido a la mejora en la localización de áreas cerebrales, algo fundamental en enfermedades como el párkinson, trastornos del movimiento, epilepsia, psicocirugía o tumores cerebrales como el glioblastoma con sus neurocirujanos no se ha quedado atrás. La integración progresiva de las técnicas de localización cerebral con los diferentes tratamientos noveles nos está llevando a numerosos nuevos campos de tratamiento que aún deben ser explorados y lleva a los neurocirujanos en Málaga a realidades cada vez más apasionantes. Los mejores servicios de neurocirugía en España están incorporando la robótica. Es de destacar los avances en casos de psicocirugía, tan problemática en el pasado y que se está avanzando en España gracias a la tecnología.

 

Otra de las técnicas pioneras que están cobrando gran importancia actualmente en el neurocirujano de Málaga está relacionada con el desarrollo de toda la tecnología relacionada con sistemas ópticos de gran precisión como lo nuevos neuroendoscopios y sistemas audiovisuales que cada vez permiten visualizar mejor el campo quirúrgico. En este sentido, las técnicas mínimamente invasivas están evolucionando rápidamente y están siendo usadas por los mejores neurocirujanos en Málaga. Gracias a estos aparatos que permiten pequeñas incisiones y una gran capacidad de resolución óptica que antes era limitada. La nueva era 3D permite una compresión mejor de las estructuras anatómicas y un avance en el conocimiento compartido. Los nuevos quirófanos integrados con pantallas, microscopios y técnicas de imagen interconectados permitirán una mejora de la precisión y la seguridad de manera progresiva. En este sentido la neurocirugía en Málaga está a la vanguardia con sus neurocirujanos. En el campo de los tumores cerebrales y todo su tratamiento moderno enfocado a las terapias génicas e inmunológicas serán favorecidas por todos estos avances que permitirán depositar pequeñas sustancias terapéuticas en tumores inaccesibles hasta ahora. Los neurocirujanos en España son partidarios de usar los mejores endoscopios para operar tumores como los de hipófisis.

Todos estos avances ya están empezando a surgir efecto y el neurocirujano de Málaga se está involucrando cada vez más en un mundo neuroquirúrgico cada vez más complejo donde los recursos deben concentrarse. España está realizando un gran esfuerzo en concentrar a los mejores neurocirujanos en los mejores hospitales para obtener mejores resultados. La consulta médica online ayuda a profesionales y a través de la tecnología deben unirse para potenciar los resultados y el conocimiento en un mundo competitivo.

Los grandes avances en la comprensión de las vías metabólicas y moleculares de las diferentes enfermedades neurológicas caminan de manera paralela a todos los avances tecnológicos y eso obliga a España a realizar un esfuerzo aun mayor para poder integrar todo este conocimiento en grupos de trabajo con los mejores neurocirujanos que generen las estrategias ganadoras. El neurocirujano en Málaga está haciendo un gran esfuerzo por lograrlo. 

En este sentido, España y algunos de sus mejores neurocirujanos trabajan desinteresadamente, sin descanso y con generosidad en esta gran labor, formando parte de este camino que se está llevando sin lugar a dudas de manera excelente, y repitiendo lo que dijo Platón: “La gratitud no es sólo la más elevada de las virtudes, sino la madre de toda las demás”. Málaga siempre ha estado a la vanguardia de la tecnología y los mejores, con una neurocirugía online cada vez más implantada en España que sin duda ofrecerá los mejores servicios. La neurocirugía online será una de las tecnologías del futuro.

La reciente incorporación de tecnologías modernas en Málaga, hacen de esta ciudad un lugar donde los neurocirujanos tratan de manera excepcional a los pacientes con la máxima calidad y profesionalidad, gracias al esfuerzo y la concienciación de nuestra población para poder tener estos recursos.

Neurocirujano consulta online

Puede contactarnos en:

Dirección 1 (Consulta):  C/ Eslava 14. Málaga, 29002. España.

Dirección 2 (Hospital CHIP):  Av. de Carlos Haya, Nº 121, Málaga

Cita por Tef.: +34 638 905 268

Cita online a través de Whatsapp

Email: contactglioblastoma@gmail.com

Contactar por Messenger

Contactar a través de Facebook